In-N-Out aumenta los precios de sus hamburguesas en California por la ley de salario mínimo

a cadena de hamburguesas In-N-Out es un restaurante más que han tenido que recurrir al incremento de sus precios para cumplir con la ley de salario mínimo en la industria en California.

The video player is currently playing an ad. You can skip the ad in 5 sec with a mouse or keyboard

[ACTUALIZACIÓN 17 de junio: La presidente de In-N-Out escribió a La Opinión para aclarar que sus declaraciones sobre no aumentar los precios (ver abajo) se referían a momentos anteriores en su carrera, no a la situación actual en California].

La Ley 1228 de California, en la que se estableció el aumento del salario mínimo a $20 dólares por hora para todos los trabajadores de la industria de la comida rápida, entró en vigor el 1 de abril. Desde entonces, In-N-Out comenzó a valorar el aumento de los precios en su menú, tal como muchas otras cadenas de restaurantes lo hicieron de manera automática en el estado.

Tras dos meses desde la promulgación de esta ley de California, Los precios de una hamburguesa Double-Double, papas fritas y una bebida aumentaron entre $0.25 y $0.50 dólares, dependiendo de la ubicación, confirmó la compañía.

“Aumentamos los precios en los restaurantes de California para acompañar el aumento otorgado a los asociados en esos lugares”, comentó el jueves el director de operaciones, Denny Warnick, en un comunicado.

De acuerdo con ciertos reportes, los aumentos ya comenzaron a verse en los restaurantes In-N-Out. El combo Double-Double ahora cuesta $11.44 dólares en el condado de Los Ángeles, un aumento de $0.76 dólares respecto al precio del año pasado. También se ha reportado aumentos de precios en ubicaciones en San Francisco y Daly City.

Warnick aseguró que el salario inicial para los empleados de In-N-Out en California ahora es de $22 a $23 dólares por hora.

Cuando se comenzó a aplicar la ley en abril, Lynsi Snyder, la presidente de In-N-Out, compartió sus intenciones de evitar que la cadena de hamburguesas subiera sus precios, a pesar de aumentar el salario mínimo. En una entrevista en abril a TODAY de NBC, Snyder había adelantado que los aumentos de precios no serían agresivos.

“Estaba sentado en reuniones de vicepresidentes, cara a cara, diciendo: ‘No podemos aumentar tanto los precios, no podemos’”, comentó Snyder. “Porque sentí la obligación de cuidar de nuestros clientes”.

In-N-Out esperó dos meses para comenzar el incremento de sus precios, a diferencia de otras cadenas competidoras, como McDonald’s y Chipotle, que de inmediato anunciaron que aumentarían los precios para compensar los aumentos salariales.

Una encuesta reciente encontró que una comida Big Mac mediana promedio ha aumentado de precio de $5.69 en 2014 a $9.72 dólares en 2024, un aumento de alrededor del 70%. El precio de una comida Big Mac mediana oscilaba entre $7.89 en Houston y $15 dólares en Seattle.

Deja un comentario